Buscar
Usuario

Política

La España Vaciada ruge: qué implica el auge del partido y cómo puede cambiar el panorama electoral

La formación podría decantar la gobernabilidad de España: ¿Apuestan por Casado o Sánchez? ¿Cómo van a cambiar el panorama político? Lo analizamos.

La España Vaciada ruge: qué implica el auge del partido y cómo puede cambiar el panorama electoral La España Vaciada ruge: qué implica el auge del partido y cómo puede cambiar el panorama electoral

Foto: Cordonpress

El registro de España Vaciada como partido político en el Ministerio del Interior ha dado pie a un posible terremoto electoral. El último sondeo elaborado por Sociométrica para El Español otorga a este partido una representación de 15 escaños, lo que permite que se constituya como grupo parlamentario y quinto partido político en el Congreso, por delante de ERC.

El posible auge de este partido simplemente viene a representar el verdadero espíritu de la Ley D'Hondt: con tan solo 1,1% de los votos consiguen una notable representación, puesto que conseguir un escaño en provincias pequeñas implica un menor número de votos que en las grandes circunscripciones.

El partido crece, además, a costa de PP, PSOE y VOX, de los que obtiene 14 de sus 15 escaños, aunque no en la misma proporción: 6 diputados procederían del PP, 5 del PSOE y 3 de la extrema derecha. Por tanto, se trata de un fenómeno que, a priori, afectaría en mayor grado al bloque conservador. Pero hay que tener más claves en cuenta.

¿Qué es España Vaciada? ¿Cuáles son sus intereses?

El movimiento está impulsado por dos plataformas con más de 20 años de experiencia: Soria Ya y Teruel Existe. El gran punto de inflexión se produjo en la exitosa manifestación del 31 de marzo de 2019 en Madrid, que llevó al nacimiento de una coordinadora y una agrupación de colectivos y asociaciones que se extendió por 30 provincias.

Las banderas de todo el movimiento son claras: luchar contra la despoblación y el abandono rural, criticando el modelo de desarrollo centrado en las grandes ciudades e intentando presionar en el Congreso de los Diputados para conseguir concesiones a cambio de apoyos al estilo de los nacionalismos. La España Vaciada está registrada como formación política desde el pasado 30 de octubre y cuenta con su sede oficial establecida en Alcañiz (Teruel).

Por el momento, queda comprobar qué grado de representación aspira a conseguir esta alternativa política: si solo tendrá interés por presentarse a las elecciones hacia el Congreso de los Diputados o si, por el contrario, también optará a comicios autonómicos o municipales. Todo parece indicar, por el momento, que cada agrupación se presentará en sus territorios con sus marcas y que el nombre España Vaciada será un paraguas con el que presentarse a las generales con una estructura territorial más amplia.

¿En qué territorios?

La formación tiene una gran presencia territorial, como exhibe en su página web. Destacan incluso provincias como Madrid, donde aparecen cinco colectivos integrados en esta lista, pero que escenifican el agujero que representa la capital a la hora de representar al resto de la provincia. Desde Madrid se incluye, por ejemplo, Acción Localsierra Norte de Madrid o FADEMUR (Igualdad y Progreso para las mujeres rurales).

La situación de Madrid se repite en otras provincias como Zaragoza o Guadalajara, cuyas capitales actúan como centro de atracción para el resto de la provincia hasta el punto de constituirse como verdaderos agujeros negros para el resto del territorio.

También incluyen amplios colectivos de otras provincias. Entre ellas, las tres que sufren el peor problema de despoblación de España, las únicas por debajo de 12 habitantes por kilómetro cuadrado y reconocidas por la UE: Teruel, Soria y Cuenca.

Junto a ellas, también destacan colectivos de provincias que han sufrido tradicionalmente un fuerte agravio por parte del Gobierno central, como Badajoz y Cáceres; además de Orense y Lugo. También destacan algunas provincias andaluzas como Jaén, Córdoba y Granada.

¿Dónde podría obtener representación?

Depende de cómo evolucione el partido y cómo sea capaz de hacer calar sus mensajes. Parece complicado conseguirlo en Madrid, donde se requiere una amplia representación y las zonas despobladas podrían no contar con el peso necesario para imponerse.

Soria, que reparte solo dos diputados, también representa un desafío: para conseguir un escaño aquí, debería superar a PP o PSOE en votos, en un contexto en el que vuelve a surgir el bipartidismo con fuerza. Una situación distinta se antoja en otras provincias como Ávila, Cuenca, Guadalajara, Huesca, Palencia, Segovia, Teruel y Zamora, que reparten 3 diputados. En este caso, se debería conseguir la mitad más un voto de los logrados por la lista más votada, alrededor del 20%.

Posteriormente, el número de escaños sube, lo que hace más fácil obtener representación. Sin embargo, también existen ciertas dificultades, a la hora de competir con formaciones como Compromís, el Partido Regionalista Cántabro o el BNG; que en cierta medida representan los mismos intereses.

¿Izquierda o derecha?

Se trata de un elemento importante, puesto que España Vaciada podría decantar en estos momentos la gobernabilidad de nuestro país obteniendo un considerable grupo parlamentario de 15 diputados. En este sentido, todo apunta a que la formación tendrá como principal reclamo seguir la estrategia de partidos como el PNV o ERC: apoyar a cambio de concesiones concretas para los territorios.

Algunas reivindicaciones podrían centrarse en una progresiva descentralización del Estado y las instituciones, fiscalizad competitiva para las zonas despobladas, mayor inversión pública en zonas despobladas, protección del patrimonio o leyes con perspectiva rural.

Hay que destacar que gran parte de los colectivos que componen España Vaciada están más vinculados con una ideología de izquierdas. Y que el líder de Teruel Existe, Tomás Guitarte, apoyó la investidura de Pedro Sánchez en un gobierno con Unidas Podemos pese a recibir todo tipo de presiones.

Bien es cierto que entonces no existía una mayoría alternativa para la gobernabilidad de España que la que salía por un gobierno de coalición entre socialistas y morados. Sin embargo, ya predispone a que la formación no veta a la izquierda y, atendiendo a su composición, hay mayores probabilidades de que apoye estas tesis que un Gobierno de PP y VOX.

Artículos recomendados

Comentarios