Un colegio tapa la imagen de un santo dando pan a un niño por unas "mentes muy sucias"

Un colegio tapa la imagen de un santo dando pan a un niño por unas "mentes muy sucias"

La escuela San Martín de Porres se ha visto obligada a cubrir una estatua que tenían en el patio.

Noticias Maribel Baena Maribel Baena 24 Noviembre 2017 14:01

A veces, la interpretación que un espectador hace de una obra no es exactamente la misma que el artista pretendía... Y, a veces, es totalmente opuesta, e incluso acaba perjudicando a la obra. Porque todo depende de los ojos que lo miren, por supuesto. En este caso, la mala interpretación de la obra por parte de los espectadores ha sido tal que la estatua en cuestión ha tenido incluso que ser retirada de la vista. ¡Hasta ese punto han llegado!

La estatua de la discordia "La estatua de la discordia"

Esta es la estatua de la polémica, que se encontraba hasta hace poco en el patio de la escuela católica deSan Martín de Porres, en Adelaida (Australia). En ella, lo que realmente aparece es un cura dando de comer pan a un niño, pero el hecho de que la barra de pan le salga del hábito justo a la altura de los genitales no le ha hecho un grato favor al cura, desde luego. Quizás si hubieran colocado el pan en otra posición... 

Una página de Instagram llamada Shit Adelaide fue la que propició que los encargados del colegio católico optaran por tapar la imagen, tras colgar una fotografía de la misma. Y es que los comentarios ya os los podréis imaginar, porque la doble lectura de esa estatua es realmente sencilla. Si a eso le sumamos que los escándalos sexuales de la iglesia católica no han dejado de resonar en los telediarios desde hace bastante tiempo, tanto en Australia como en el resto del mundo, podremos entender por qué se han dado tanta prisa en tapar la estatua con una tela negra.

El colegio católico se ha visto obligado a tapar la imagen "El colegio católico se ha visto obligado a tapar la imagen"

La escuela no ha tardado mucho en señalar que, dentro de poco, la estatua será rediseñada "La estatua ha sido inmediatamente cubierta y se ha encargado un rediseño a un escultor local", explicó el director, Simon Cobiac. Personalmente, tengo mucha curiosidad por ver cómo arreglan este estropicio, aunque lo tendrán bastante complicado. Mi duda es... ¿Nadie se dio cuenta de la segunda lectura que tenía la estatua hasta que lo publicaron en internet? ¿O simplemente no quisieron darle importancia? Sea como sea, ahora no les ha quedado más remedio que tomar cartas en el asunto.

Comentarios