Buscar
Usuario

Noticias

Un colegio religioso pregunta a sus alumnos si han practicado la homosexualidad

Se trataba de un ejercicio sobre los mandamientos para que entendieran el sexto: "No cometerás actos impuros".

Un colegio religioso pregunta a sus alumnos si han practicado la homosexualidad

Aprenderse los diez mandamientos era uno de los principales objetivos de la asignatura de religión. Así los niños empiezan a conocer qué es eso del pecado y a entender los dogmas de la Iglesia católica. Si bien la mayoría de los mandamientos podrían entenderse como valores universales, la lectura que hace la institución eclesiástica acaba tergiversándolos en función de sus prejuicios

Mientras se dabate sobre el valor que se le debe de dar a la asignatura de religión en la enseñanza, el caso de un colegio concertado de Valencia, el Inmaculado Corazón de María, ha desatasdo la polémica sobre los contenidos que en ella se incluyen. Los alumnos de primero de la ESO de este centro encontraron entre los debres de esta asignatura preguntas sobre sexualidad.

Para prepararse el examen de religión, la monja que les impartía la materia les mandó un cuestionario sobre los diez mandamientos para comprobar si los cumplían o no. En lo referente al sexto mandamiento, "No cometerás actos impuros", los alumnos y alumnas de doce años tenían que preguntarse si han practicado la homosexualidad o la masturbación o incluso si habían cometido adulterio

Ante estas cuestiones, algunos padres y madres de los estudiantes presentaron una queja ante el claustro de profesores al considerar estas cuestiones una ofensa. Tras las quejas, la profesora ha pedido disculpas achacándolo todo a una equivocación, por lo que les ha mandado otro texto, asegura, adaptado a este curso.

Lo cierto es que el texto de la polémica, en el que también anima a los menores a entender su cuerpo como un templo del Espíritu Santo, es un fragmento de un artículo de la revista Catholic. 

Abierta una investigación

La Conselleria de Educaciónla Generalitat Valenciana ha anunciado que llevará a cabo una inspección y actuará de oficio porque ese contenido no se adecúa al currículo oficial y además atenta contra los derechos humanos. Ha recordado, además, que todos los centros educativos sostenidos con fondos públicos tienen la obligación de impartir el currículo oficial establecido para cada asignatura y estos contenidos no se adecúan a la asignatura de religión.

El cuestionario, según apuntan desde la Conselleria, "atenta contra la intimidad" del alumnado, contra la ley de personas LGTBI y contra la ley 26/2018 de Derechos y garantías de la infancia y la adolescencia: "Atenta de fondo contra los derechos humanos basados en valores de respeto a la intimidad, diversidad y pluralidad". 

Artículos recomendados

Comentarios