Buscar
Usuario

Noticias

Se durmió mientras amamantaba y se levantó con su bebé muerto: hoy instruye a muchos padres

Una mujer estaba dando de amamantar a su hijo y cuando despertó lo encontró muerto, es por eso que la joven decidió superarlo ayudando a otras madres.

Se durmió mientras amamantaba y se levantó con su bebé muerto: hoy instruye a muchos padres

Laurie Jade Woodruff sufrió una dura perdida hace ya cuatro años. Sin embargo, esta escritora inglesa se enfrentó a la adversidad y ahora es un ejemplo de superación. La dolorosa muerte de su hijo de solo tres meses fue algo que le marcó para toda la vida, tanto para bien, como para mal. Ya que ahora la britanica es terapeuta, astróloga y psíquica, y ayuda a otras madres a superar situaciones similares como la que paso ella.

Laurie Jade, en compañía de su primer hijo "Laurie Jade, en compañía de su primer hijo"

En 2015 Woodruff tuvo al pequeño Arthur. Ser madre es complicado, son muchas las horas sin dormir tratando que el bebé este en las mejores condiciones posibles, por lo que esto suele causar un gran cansancio en las madres. Laurie Jade decidió de dar de amamantar a su hijo, pero estaba tan cansada que se quedó dormida. Cuando la madre despertó se encontró la horrible imagen de su hijo sin vida en sus brazos.

Un ejemplo de superación

Woodruff estuvo años y años culpándose a sí misma por lo sucedido, a pesar de que los médicos le comunicaron que la causa de la muerte del niño había sido muerte súbita infantil, un suceso inexplicable que sucede en niños menores de un año aparentemente sanos.

Con el paso del tiempo comprendió que la muerte de su primer hijo tenía que tener algún tipo de explicación que le pudiese servir personalmente para el futuro. Es por esto que Laurie Jade decidió hacer pública su historia personal, para así ayudar a otras mujeres que estuviesen o hubiesen pasado por una situación similar.

Laurie Jade Woodruff junto a su hijo Henry "Laurie Jade Woodruff junto a su hijo Henry"

El tiempo pasó y Woodruff se volvió a quedar embarazada, teniendo así a Henry, su segundo hijo. Finalmente la británica decidió superar su miedo del pasado y cumplir el sueño de ser madre, a pesar del gran dolor que sufrió tras la perdida de Arthur.

Laurie Jade Woodruff afirma que no hay día que no eche de menos al pequeño Arthur y, que cuando murió, el dolor le llevó a hacer cosas muy raras. Sin embargo, este dolor la ha llevado a ser un ejemplo a seguir y una ayuda para otras mujeres que hayan sufrido perdidas similares.

Artículos recomendados

Comentarios