Buscar
Usuario

Noticias

Se arranca los ojos frente a una iglesia porque iba bajo los efectos de la metanfetamina

Kaylee Muthart sobrevivió de milagro a los efectos de una dosis que, supuestamente, estaba adulterada.

Kaylee Muthart, una joven de 20 años, ha sido hospitalizada después de que ella misma se arrancase los ojos frente a una iglesia, a plena luz del día y bajo los efectos de la metanfetamina. La joven padecía adicción a esta sustancia, lo que le había provocado un cuadro de alucinaciones por el que, finalmente, padecerá secuelas durante el resto de su vida.

Kaylee fue sorprendida por los viandantes, que se ofrecieron para ayudarla y evitar la tragedia. Sin embargo, ella rechazó en todo momento la buena voluntad de las personas que allí se congregaban y siguió con su plan.

Para evitar males mayores, los servicios de Emergencias acudieron a la zona y tuvieron que inmovilizarla y llevarla a la unidad de trauma del Greenville Memorial Hospital. Allí, los médicos trabajaron para limpiar lo que quedaba dentro de las cuencas de sus ojos y prevenir que se crease una fatal infección.

La joven fue víctima de un cuadro alucinatorio "La joven fue víctima de un cuadro alucinatorio"

La madre de la joven no podía creer que su hija se había quedado completamente ciega en una situación de estas características. "Fue una lucha, ni siquiera puedo explicar esa sensación cuando me enteré, fue horrible", ha relatado a People Katy Tompkins.

Según los médicos, la joven pudo haber consumido una dosis adulterada de la droga que la llevó a sufrir un cuadro de alucinaciones. Precisamente, la joven ha relatado que el mundo estaba "patas arriba" y que escuchó voces que le dijeron que "sacrificara sus ojos".

Kaylee comenzó a consumir metanfetamina, un fuerte estimulante cerebral, seis meses antes de este suceso. Los padres se ofrecieron para que la joven recibiese ayuda y, precisamente, ella se había mostrado predispuesta a ingresar en rehabilitación llegada una semana después del ahora fatal incidente.

"Tiene que aprender todo de nuevo"

Ahora deberá empezar a vivir desde cero "Ahora deberá empezar a vivir desde cero"

La joven tenía interés en convertirse en bióloga marina, aunque su sueño se aleja como consecuencia del consumo de drogas. A pesar de ello, su recuperación está siendo positiva, según relata su madre, aunque necesitará un largo proceso de rehabilitación.

"No sé cómo lo estoy superando, pero ella me ha dado fuerzas. Es extraño, pero ella me levanta ahora y ella es la que no puede ver. Esa es la clase de persona que es", afirma la madre, que se ha mostrado esperanzada: "aún estoy agradecida porque Dios le perdonó la vida".

Su actual situación le ha llevado a cambiar toda su forma de vivir e interaccionar con el mundo: "Está recibiendo diferentes tipos de tratamiento, pero tendrá que volver a aprender todo. Es como si estuviera empezando la vida otra vez", ha asegurado.

Una dura consecuencia de una enfermedad que se ha convertido en auténtica epidemia en los Estados Unidos.

Artículos recomendados

Comentarios