Buscar
Usuario

Noticias

Un menor, a punto de perder el ojo y con secuelas permanentes por una brutal agresión en Vallecas

El menor de quince años fue agredido por un adulto que forma parte de una banda que mantiene atemorizados a los vecinos.

Un menor, a punto de perder el ojo y con secuelas permanentes por una brutal agresión en Vallecas

David, un menor de 15 años, ha estado a punto de perder un ojo y enfrenta secuelas de por vida tras recibir una brutal paliza en el madrileño barrio de Vallecas. La Policía Nacional ya se encuentra investigando los hechos y localizando al culpable.

La madre, que atendió al menor en el portal de su casa, asegura que el adulto que propinó la paliza pertenece a un grupo de alrededor de 50 personas que se dedican a mantener atemorizados a todo el barrio.

El menor ha estado a punto de perder un ojo "El menor ha estado a punto de perder un ojo"

"Se dedican a acudir diariamente a la puerta del instituto para agredir a los alumnos con cadenas y palos para pegarles", ha denunciado la madre en declaraciones a Telemadrid. Los vecinos han apoyado su versión y han pedido mayor vigilancia policial.

Según aparece en el parte policial, la agresión se produjo tras un pequeño encontronazo en las cercanías de la estación de Metro de Villa de Vallecas. Tras un intercambio de palabras cuyo contenido aún no ha trascendido, varios miembros del grupo decidieron seguir al menor hacia su vivienda.

David se encuentra recuperándose en el hospital "David se encuentra recuperándose en el hospital"

"Cuando bajé, había un grupo muy grande de 50 personas pegando a mi hijo", denuncia la madre. Tanto ella, como el hermano mayor de la víctima, también recibieron golpes por parte de la banda que, aseguran, mantiene atemorizados a todos los vecinos. El principal golpe, que ha llevado al pequeño al hospital, "llegó de un adulto de 20 años y 1,90 de estatura", ha confesado la progenitora.

Tienen miedo de salir a la calle

Los vecinos se encuentran completamente hartos de la situación que se vive en las calles de su barrio y han solicitado un refuerzo de la presencia policial para garantizar la seguridad a la hora de abandonar sus casas.

La madre del joven teme salir a la calle y ha solicitado un incremento de la presencia policial "La madre del joven teme salir a la calle y ha solicitado un incremento de la presencia policial"

La madre de David se suma a estas reivindicaciones: "No sabes qué puede pasar, hoy ha sido un puñetazo, pero el próximo día puede ser un navajazo", se ha lamentado. Sus temores son fundados, ya que el pronóstico de los médicos no es especialmente halagüeño, aunque han conseguido que el menor no pierda un ojo.

Artículos recomendados

Comentarios