Otro youtuber 'la vuelve a líar': rocía de gas pimienta a un pizzero y recibe su merecido

Otro youtuber 'la vuelve a líar': rocía de gas pimienta a un pizzero y recibe su merecido

Nueva polémica con un youtuber que decide molestar e inclusos herir a un repartidor de pizzas con el objetivo de "divertirse".

Noticias Adrián Parrondo Adrián Parrondo 14 Febrero 2017 18:04

El mundo de Youtube está descubriendo a todo tipo de personajes... cada vez más espectaculares. Tras conocer al caranchoa, el youtuber que aseguraba tener relaciones con menores pero no, el que repartía galletas con dentrífico a mendigos y electrocutaba a gatos... ¿No creéis que teníamos suficiente?

Pues no. Hoy te presentamos a Abel García. Abel es un personaje que se aburre mucho en su casa... y decide ponerse una cámara mientras que 'trollea' a todo tipo de personas. Lo que pasa es que en algunos casos el karma devuelve la jugada.

La última idea de Abel ha sido llamar a su pizzería de referencia. Mientras presenta su idea en su vídeo, el youtuber espera a su víctima con un bote rojo: nada menos que un spray de defensa personal.

Este bote es la gran muestra de que el karma existe "Este bote es la gran muestra de que el karma existe"

Cuando la pobre víctima llega a su puerta, este personaje de internet coge el pedido y le ruega "un minuto" para alcanzar el dinero. Abel corre hacia el interior de la casa, y rocía toda la pizza con su spray pimienta. Entre otras cosas, esta sustancia tiene un gran efecto irritante en nariz, ojos y garganta; y es altamente incapacitante.

Con su nuevo plato "tuneado", Abel decide volver a la puerta y decirle al pizzero: "no sé que le pasa a esto". Aquí es cuando el youtuber decide consumar la broma, pero... ¡el karma ejerce su efecto!

El repartidor, en todo un acto de reflejos al ver como la pizza se dirige a su cara, decide golpearla con la buena mala suerte de que todo acaba en la cara de... sí, de Abel.

El hombre rápidamente cierra la puerta y se dirige al interior para mojarse la cara, mostrando claramente los efectos nada agradables del spray. El pizzero, que también ha sido afectado por todo, decide bajar las escaleras mientras pregunta: "¿pero qué haces?"

Mientras tanto, el repartidor vuelve: falta su dinero. Abel, que teme represalias, no le abre y le indica que en el suelo puede cogerlo. 

El vídeo ya ha sido retirado de Youtube, aunque el autor ha vuelto a subirlo en otro canal. En un día ya cuenta con 34.000 reproducciones -teniendo en cuenta que es un canal nuevo-. ¿El karma hará que Abel García aprenda? No, no tengáis tanta esperanza. Promete que su próxima broma será algún peor. Que tiemblen todas las pizzerías de España.

Comentarios