"Soy mujer, musulmana, inmigrante y he votado a Trump": Estos son sus motivos

"Soy mujer, musulmana, inmigrante y he votado a Trump": Estos son sus motivos

Después de guardar silencio, esta mujer ha decidido no avergonzarse más de su voto por el republicano y hacer públicos los motivos que le llevaron a ello.

Política María Pérez García María Pérez García 15 Noviembre 2016 11:56

La victoria de Trump fue toda una sorpresa para la opinión mundial. Las encuestas llevaban dando la victoria a la candidata demócrata Hillary Clinton durante toda la campaña y, aunque en los últimos momentos las difenrencias entre ambos candidatos se iban rebajando, todo parecía indicar que la presidencia recaería sobre la demócrata. Sin embargo, esas encuestas no contaron con los votantes silenciosos, aquellos que por vergüenza o temor a las represalias no confesaban su apoyo al republicano. Ahora, parte de ellos, comienzan a dar sus razones.

Es el caso de Asra Q. Nomani: mujer, musulmana e inmigrante. Reúne en su persona los tres colectivos más atacados por el empresario durante su campaña, sin embargo ha votado por él ¿Por qué? Al principio Nomani confiesa que no tenía intención de decirle al mundo que había apoyado a Trump, pero todo cambió cuando vio el mensaje de un amigo suyo después de las elecciones. Al parecer, su compañero escribió un Tweet donde pedía perdón al mundo por la victoria de Trump, afirmando que no todos los estadounidenses comparten su visión del mundo. La frase final dinamitó a nuestra protagonista: "Estoy avergonzado de quienes le votan". 

Nomani, lógicamente, se dio por aludida, por lo que quiso explicarle al mundo que ella ni es una racista ni una fanática, como se ha definido a los votantes del magnate, solo que tiene varias razones por las que, opina, Hillary no debía de pisar la Casa Blanca, a pesar de estar de acuerdo con sus ideas sobre el aborto, el matrimonio homosexual y el cambio climático.

Los discursos de Trump se han caracterizado por su tono racista "Los discursos de Trump se han caracterizado por su tono racista"

En primer lugar, esta mujer sostiene que no cree en los argumentos de Trump: "Confío en los Estados Unidos, que no compraran la política de Trump (...) No tengo ningún temor de ser musulmana en la América de Trump. Lo controles y equilibrios de América nunca permtirán que la retórica de Trump llegue a buen término".

Nomani, por lo tanto, quiso dejar bien claro que todo el miedo que se ha vertido sobre los votantes es falso, que el sistema americano está preparado para que las ideas más radicales se queden simplemente en eso, en ideas. Sin embargo, había razones más pragmáticas que esta en su discurso. En primer lugar, la crítica a la América de Obama. A pesar de que en un primer momento su victoria fuera una gran alegría para Nomani, tanto que se mudó a Virgina por ser el estado que le dio la victoria, sus ocho años de presidencia no han sido de su agrado : "Soy una madre soltera que no puede pagar el seguro de salud bajo ObamaCare. El programa de modificación de préstamos hipotecarios del presidente 'Hope Now' no me ayudó. El martes me dirigí a Virginina desde mi ciudad natal de Morgantown, Virgina Occidental, donde veo a la Ámerica rural y a los estadounidenses ordinarios, como yo, luchando para llegar a fin de mes, después de ocho años de la administración de Obama".

Este es uno de los argumentos de la mujer, pero no el primordial. Lo que definitivamente decantó la balanza para que el 8 de noviembre rellenara la papeleta con el nombre de Trump fue el extremismo islámico: "Me he opuesto a la decisión del Presidente Obama y el Partido Demócrata de bailar alrededor del 'Islam' del ISIS".

El ISIS desprestigia la imagen de los musulmanes en todo el mundo "El ISIS desprestigia la imagen de los musulmanes en todo el mundo"

Para Nomani, las actuaciones tanto de Obama como de Hillary respecto a este tema han sido toda una decepción: "A mediados de junio, después del tiroteo trágico en Pulse, Trump twiteaa un mensaje -¿El presidente Obama va a mencionar finalmente las palabras 'terrorismo radical islámico'? ¡Si no lo hace, debe renunciar inmediatamente".

El punto final llegó con el escándalo de los correos electrónicos de Clinton, sacados a la luz por WikiLeaks. En ellos Clinton le revelaba a su asistente que tenían que emplear sus recursos diplomáticos para presionar a los gobiernos de Qatar y Arabia Saudí, los cuales prestan ayuda clandestina al ISIS. La revelación de la Fundación Clinton estaba recibiendo donaciones multumillonarias de estos gobiernos acabó para siempre con la intención de voto de Nomani

"Tenemos que abordar con coraje, no solo el odio a los musulames, también el odio de los musulmanes, para que todo el mundo pueda vivir en paz" finalizaba su alegato en The Washington Post

Comentarios