¿Tus resacas son insoportables? Quizás tengas antepasados de alcoholismo

¿Tus resacas son insoportables? Quizás tengas antepasados de alcoholismo

Un estudio confirma que las personas con antecedentes de alcoholismo tienen cuatro veces más de posibilidades de desarrollar una resaca más fuerte

Ciencia Adrián Parrondo Adrián Parrondo 16 Mayo 2017 17:39

Siempre pasa. Sales una noche a quemar (insértese aquí la ciudad de fiesta de turno) y empiezas con una cervecita, una sangría, un chupito, una copa... y acabas como Massiel en cualquier boda de turno que se precie.

Te lo pasas muy bien, pero al día siguientes empiezas a notarlo: la cabeza te da vueltas, tienes náuseas y el sofá y la cama te atrapan como a nadie. Vives todo el día pegado a un vaso de agua y al ibuprofeno. ¿Te suena? Sí, se llama resaca.

La resaca, es gran 'amiga' que nos recuerda que ayer bebimos demasiado "La resaca, es gran 'amiga' que nos recuerda que ayer bebimos demasiado"

Sin embargo, no todo el mundo las tiene de la misma forma. Unos se tiran todo el día con la misma actividad física del 'Fumi de morata', mientras que otros parecen Frank de la Jungla en plena actividad.

Todas esas diferencias se deben a varios factores, como la genética, la regularidad en el consumo o nuestro género. Pero hay otro dato que parece determinante y que se ha descubierto hace poco: las personas con antecedentes de alcoholismo en la familia tienen cuatro veces más de posibilidades de desarrollar una fuerte resaca que los que no.

Dicha conclusión la han confirmado los investigadores de la Universidad británica de Keele, liderados por el psicólogo Richard Stephens, y que han analizado las resacas de 142 personas -de las que 24 tenían antecedentes de alcoholismo- a lo largo de un año.

Durante el desarrollo del estudio, han podido concluir que la memoria genética tiene una influencia decisiva a la hora de desarrollar resacas mucho más agudas que el resto.

Ahora quieren que este descubrimiento pueda contribuir a realizar nuevas terapias médicas para frenar el consumo de alcohol en pacientes potencialmente alcoholicos. Pretenden que el hecho de evocar las consecuencias de beber evite que puedan caer en la tentación.

La importancia de la genética en las adicciones

La genética puede ser determinante para desarrollar ciertas adicciones "La genética puede ser determinante para desarrollar ciertas adicciones"

La genética juega un papel determinante a la hora de predisponer a un individuo a engancharse a una determinada sustancia. Todo ello viene porque nuestra propia genética se modifica a la hora de desarrollar una adicción. Y hay que tener algo en cuenta: esto es irreversible y se puede transmitir de padres a hijos.

Por ejemplo, las personas que tienen antecesores con alcoholismo presentan niveles muy bajos de beta-endorfinas, una especie de "analgésicos endógenos" que inhiben la transmisión del dolor. Por ello, comienza a depender de una sustancia externa que pueda mitigar lo que el cuerpo no consigue por sí mismo.

Otras adicciones como el tabaquismo también pueden ser hereditarias. Por ejemplo, un estudio reveló que los padres de hijos fumadores tienen tres veces más de posibilidades de desarrollar la enfermedad del tabaquismo durante su adolescencia. Y parece que no tiene solución: los investigadores concluyeron que no se puede determinar si el riesgo desaparece en un futuro si los padres dejan de fumar.

Comentarios