Por qué Carlota Corredera debe continuar hablando de su cambio físico

Por qué Carlota Corredera debe continuar hablando de su cambio físico

La popular presentadora publicará un libro el próximo mes de mayo explicando cómo perdió 60 kilos en un año.

Televisión Dany Blázquez Dany Blázquez 10 Abril 2017 14:02

Se ha convertido en la presentadora revelación del año. Acapara minutos de televisión y portadas de revistas. Y es que casi de la noche a la mañana, Carlota Corredera ha pasado de ser una currante más detrás de las cámaras a convertirse en un personaje que inspira pasiones y recelos a partes iguales, pero que cautiva al público con cada una de sus intervenciones. Es la magia de la televisión, y también de 'Sálvame': una máquina de hacer famosos.

La omnipresencia televisiva de Carlota Corredera

De directora a colaboradora, presentadora y personaje "De directora a colaboradora, presentadora y personaje"

Aunque ha reconocido en multitud de ocasiones sentir cierto vértigo ante su creciente e inesperada popularidad, la periodista y presentadora de televisión ha logrado cruzar del anonimato al reconocimiento con la mayor naturalidad posible. En cuestión de unos meses, la actual conductora de 'Cámbiame' pasó de ser la directora de 'Sálvame Deluxe' a colaboradora de la versión diaria del formato, para luego convertirse en co-presentadora.

Luego llegaron las entrevistas en diferentes programas de la cadena, los reportajes en alguna que otra revista y el seguimiento de los paparazzi ante la incredulidad de Corredera. Unas semanas valieron para lanzar al estrellato a esta gallega que ha servido a miles de tuiteros de inspiración para hacer chistes y fabricar memes por su supuesta omnipresencia televisiva. Una circunstancia que, lejos de enfadar a la periodista, la popular presentadora ha encajado con sentido del humor.

Su gran cambio

Corredera ha perdido 60 kilos en un año "Corredera ha perdido 60 kilos en un año"

Su alargada presencia en televisión y prensa escrita en los últimos meses tiene una explicación: la profesionalidad de Carlota Corredera es incuestionable, y su capacidad para cautivar a los espectadores y conectar con ellos también ha servido para llevarla a ocupar portadas. Pero, a pesar de su carisma, es innegable que la impresionante transformación física que ha protagonizado en los últimos años ha terminado de enganchar al público, que ha seguido atónito su gran cambio.

La gallega cogió demasiado peso tras quedarse embarazada de su primera hija, Alba, lo que la llevó no solo a verse con unas cuantas tallas de más, sino a padecer un problema grave de salud. Y es que, tal como ha expresado ella misma en multitud de ocasiones, a pesar de que la belleza ha de estar en el interior, por encima de encontrar la virtud en las curvas está la necesidad de contar con un peso saludable. Y sobre esto mismo versará su primer libro, recientemente anunciado por ella misma en el plató de 'Sálvame'.

El próximo 18 de mayo, 'Tú también puedes' llegará a las librerías. Con él, Carlota narra su relación con la comida, cómo llegó a coger tantos kilos durante el embarazo y de qué manera logró alcanzar un peso saludable y perder hasta 60 kilos en cuestión de un año. Su dieta se basó en un seguimiento personalizado de la alimentación a través de proteínas. Un cambio de sus hábitos alimenticios que ha llevado a la Corredera a sentirse sana, bella y feliz.

Una mujer gorda presentando un programa líder de audiencia

La popular presentadora ha contado su historia en diversos medios de comunicación "La popular presentadora ha contado su historia en diversos medios de comunicación"

Un cambio del que los espectadores hemos sido testigos semana tras semana. A la presentadora se le dio la oportunidad de conducir 'Sálvame' en la tarde de los viernes para suplir la ausencia de Paz Padilla, que rodaba mientras tanto 'La que se avecina', tan solo unos meses después del parto y luciendo una talla 60. Por desgracia, Corredera ha sido una excepción en nuestra televisión, pues en muy pocas ocasiones la conductora de un programa líder de audiencia es, digámoslo claramente, una mujer gorda.

Un hecho que incluso a ella misma le sorprendió y le inspiró cierto respeto, tal y como confesó meses más tarde en una de sus entrevistas. La oportunidad de presentar un programa con una talla 60 supuso, sin duda, un subidón de autoestima y un aliciente más para lograr mayor fuerza de voluntad al someterse a una dieta tan estricta como la suya.

Un mensaje que está calando

El mensaje de superación que no debería dejar de transmitir "El mensaje de superación que no debería dejar de transmitir"

Y es que todo lo narrado hasta ahora se resume en una historia que la propia protagonista ha contado en más de una ocasión. Lágrimas incluidas. No es para menos, pues no ha debido de ser un camino fácil. No obstante, gran parte del público critica un exceso de victimismo de la presentadora, y un reiterado drama televisivo innecesario que coloca a la gallega en un egocéntrico perfil con ganas de minutos de televisión.

Sin embargo, las críticas están ensombreciendo el verdadero e importante mensaje que debe extraerse de la historia de Carlota. Un mensaje que habla de la superación propia, de la fuerza de voluntad, de romper estereotipos, de tener una alimentación sana, de contar con un peso saludable, de respetar la diversidad, de ver la belleza en las curvas, de evitar extremos innecesarios que nos pueden llevar a enfermar y, en definitiva, de ser feliz con uno mismo. Un mensaje que nunca debería dejar de recordarse.

La historia de Carlota está calando poco a poco. La presentadora representa un cambio hacia unos hábitos alimenticios saludables, y su experiencia está siendo transmitida con una periodicidad frecuente en diversos medios de comunicación, en horario de máxima audiencia, en los programas de televisión más vistos. Una campaña sobre alimentación saludable, deporte, peso adecuado y liberación de estereotipos que le está saliendo gratis al Ministerio de Sanidad.

Por todo ello, Carlota Corrdera no debería dejar de hablar sobre su historia, ni tampoco reducir sus minutos en televisión, sino todo lo contrario. Pero deberá gestionarlo de la mejor manera posible para no terminar de aburrir a la audiencia, aunque no le resultará demasiado difícil puesto que tiene el mérito de haber dirigido uno de los formatos más vistos de los últimos años. Cebar un culebrón y dosificar la información para enganchar al público son los talentos más preciados del equipo de 'Sálvame', y de La Fábrica de la Tele en general.

Sin embargo, en esta ocasión, la protagonista es ella: Carlota. Dice que no quiere ser ejemplo de nada ni de nadie, pero lo es irremediablemente. Que no se achante ante las críticas, y que siga contando su experiencia. Habrá logrado el objetivo final que ha de perseguir cualquier periodista: llegar a la gente y calar en la audiencia.

Comentarios