Las personas a las que les cuesta madrugar son más inteligentes y creativas

Las personas a las que les cuesta madrugar son más inteligentes y creativas

¿Te cuesta levantarte por las mañanas? ¡Ya puedes estar orgulloso de ello!

Ciencia Adrián Parrondo Adrián Parrondo 19 Mayo 2017 11:34

¿Te cuesta madrugar por las mañanas? ¿Eres de esos que se suele quedar mirando a la nada con cara de pocos amigos y que necesita media hora para 'ser persona'? ¡Entonces puedes estar de enhorabuena!

Un estudio dirigido por los investigadores Satoshi Kanazawa y Kaja Perina ha afirmado que las personas a las que les cuesta madrugar son en realidad más creativas, inteligentes y poseen un 'espíritu libre', tal y como recoge el diario The Independent.

Al parecer, la muestra de ello parte de que nuestra mente no está preparada para tener que lidiar con el botón de repetición del despertador a la hora de levantarnos. Hay que tener en cuenta que, en ese momento, nuestro cerebro aún no se encuentra en pleno funcionamiento y que cuenta con unas capacidades mucho más limitadas. Por ello, consideran que la capacidad del cerebro para adaptarse a un gesto relativamente nuevo y que no está en nuestro período evolutivo es síntoma de una inteligencia superior.

Las personas a las que les cuesta madrugar son más creativas e inteligentes que el resto "Las personas a las que les cuesta madrugar son más creativas e inteligentes que el resto"

Los autores del estudio también han asegurado que el simple hecho de no ceñirnos a la rígida regla del reloj y escuchar las necesidades de nuestro cuerpo (es decir, esos 'cinco minutitos' de más que nos quedamos en la cama), afirma que somos más proclives a "seguir nuestras propias pasiones y encontrar nuestras propias soluciones a los problemas que nos impone la vida". Todo ello, afirman, es una nueva muestra de que somos personas más creativas e independientes.

De esta forma, se desmonta el mito de que aquellos que prefieren quedarse en la cama cuando suena el despertador son personas vagas y despreocupadas. En el fondo son unos completos genios dormilones. Eso sí, una cosa es que estés cinco minutos de más, y otra que te tires más de 12 horitas durmiendo: otro estudio ha demostrado que pasar más de media jornada "metido en el sobre" puede implicar un riesgo significativamente mayor de muerte prematura.

Y hay más estudios en torno al sueño que, quizás, acaben con tus prejuicios en torno a algunos hábitos de vida.

Los 'búhos' son más inteligentes

Las personas nocturnas son más inteligentes que la media "Las personas nocturnas son más inteligentes que la media"

Todo ello se corrobora con otra investigación que publicó la Universidad de Southhampton en el que se compararon las circunstancias económicas de 1229 hombres y mujeres con sus patrones de sueño. 

Al parecer, los considerados como 'búhos', es decir, aquellos que se levantan después de las 23h y se levantan después de las 08h, suelen tener unos ingresos y estilo de vida mucho más acomodado que el resto.

Además, las personas que siguen estos patrones de sueño suelen tener unas puntuaciones mucho más altas en las pruebas inductivas de razonamiento que, precisamente, son indicadores de un nivel de inteligencia superior.

Los consumidores de drogas, también más inteligentes

Los niños con mejores calificaciones tienen mayores posibilidades de consumir alcohol y cannabis durante su adolescencia "Los niños con mejores calificaciones tienen mayores posibilidades de consumir alcohol y cannabis durante su adolescencia"

Sí, según los estudios científicos, a las personas inteligentes les cuesta más levantarse, suelen vivir más durante la noche y son más aficionados a las drogas. El tipo de persona que tu madre querría para ti.

En este estudio publicado en BMJ Open, los niños que contaban con mayor éxito académico tenían mayores posibilidades de consumir cannabis y abusar del alcohol durante su etapa adolescente. 

En esta investigación participaron 6.000 jóvenes, por lo que la muestra parece más que fiable. Así, entre los niños más inteligentes, se doblaba la posibilidad de consumir estas drogas y la de engancharse a este tipo de sustancias era también de casi el doble que el resto. En este caso, la educación contra ellas es fundamental para evitar ese tipo de situaciones.

Comentarios