Kika Lorace pone himno al World Pride Madrid 2017

Kika Lorace pone himno al World Pride Madrid 2017

Suppremme de Luxe, Chumina Power o Allen King hacen su aparición estelar para defender el World Pride de Madrid.

Música Adrián Parrondo Adrián Parrondo 10 Mayo 2017 14:49

"No nos dieron Olimpiadas, pero a pesar de todo, en carrera de tacones somos medalla de oro". Kika Lorace o ha vuelto a hacer. Tras el mítico 'Adiós Botella, bye bye PP' y el gran 'Vamos arriba maricón dale', llega 'Chica, welcome to Madrid', el hit que será el himno del World Pride Madrid 2017, un evento que promete llenar las calles de Madrid le pese a quien le pese. Al menos dos millones de personas visitarán la capital durante esos días.

En el vídeo, al que fueron invitados a participar todos aquellos que lo deseasen, no falta espacio para otras grandes del petardeo madrileño: Supremme de Luxe, Chumina Power o Conchi Naranja y las Iluminarias; así como famosos de la talla de Malena Gracia, Yurena o Allen King; todos ellos congregados en plena calle Pelayo, una de las arterias con más vida del barrio de Chueca.

Kika Lorace, la reina de Chueca "Kika Lorace, la reina de Chueca"

En una nueva versión del hit 'Mi reina bella' de Henry Méndez, Kika cambia con gran habilidad frases como "el decir te quiero es muy poca cosa, te regalo el alma, mi niña preciosa", por otras perlas mucho más cargadas de romanticismo: "La maleta preparada, poca ropa y documentos; pero popper y condones echa para un regimiento". O "mi niña bella, cosita loca, llegó el momento de besar tu boca" por "mira esa travesti, mira como lo goza, ya huele a popper, ya vienen las osas".

Lo cierto es que el videoclip nos muestra una imagen de Madrid tal y como se ha convertido por el paso de los años: una ciudad amable, abierta y cosmopolita. Animada por una batucada, veremos en la calle a mujeres y hombres homo y heterosexuales, travestis y personas trans en un ambiente festivo y revindicativo en el que todos tienen espacio y en el que pueden convivir sin dificultades.

Sin embargo, aún queda mucho para llegar a normalizar la situación real de las personas LGTBI. Por ejemplo, en la capital se vivieron 239 ataques homófobos en 2016 cuyos autores fueron principalmente, personas jóvenes. Un dato que preocupa aún más, puesto que se consideraba que las generaciones venideras serían las de la normalización definitiva del colectivo.

Mientras tanto, las personas trans aún cuentan con problemas para que se reconozca su identidad de género en sus documentos oficiales y aún deben de ser diagnosticadas con una supuesta enfermedad (disforia de género), en un procedimiento que las estigmatiza y que no contribuye especialmente a normalizar su situación. Por todo ello, su riesgo de suicidio se multiplica en ocho veces y el de depresión en seis, tal y como recoge la Fundación Daniela.

Mientras tanto, no sabemos si Kika Lorace forma parte del "lobbie gay que pretende conquistar toda España" tal y como aseguran algunas formaciones de extremo-centro, pero al menos, nos ha servido para levantarnos una sonrisa a más de uno. Una sonrisa que, por cierto, es la mejor arma contra los que difunden la discriminación contra los demás.

Comentarios