8 ocasiones en las que Homer Simpson fue un gran emprendedor

8 ocasiones en las que Homer Simpson fue un gran emprendedor

El libro 'La empresa según Homer Simpson' analiza la figura del curioso personaje y llega a al conclusión de que es un ejemplo a seguir como gran emprendedor.

Televisión Víctor Santos Víctor Santos 07 Abril 2017 10:00

A algunos economistas, autónomos, freelances y demás les sonará raro, pero el ejemplo perfecto de emprendedor tiene nombre y apellido: es Homer Simpson. Según los expertos, el patriarca de la familia amarilla ha demostrado durante las 28 temporadas que lleva la serie en antena que es un hombre innovador, visionario y que no desaprovecha las oportunidades que se le presentan. Es decir, todo lo que debe ser un emprendedor.

Fernando Montero y Rafael Galán afirman que Homer es un modelo a imitar en su libro 'La empresa según Homer Simpson'. Aunque existen muchas razones para pensar lo contrario, lo cierto es que el marido de Marge ha intentado siempre conseguir nuevos objetivos en su vida que repercutan en una mejor posición económica para su familia. Aunque termine fracasando o simplemente dejándolo estar, su actitud es muy positiva: confía en él, defiende sus ideas hasta la saciedad, busca convencer al resto con ellas y no se queda quieto esperando a que ocurra algo, sino que va él mismo en su búsqueda.

Repasamos 8 ocasiones en las que Homer emprendió, con mejor o peor resultado, pero siempre siendo incansable en su empeño por ser alguien mejor.

1 Mr Quita Nieves

Homer es de esos hombres que ven el vaso medio lleno. ¿Que se estampa con su coche y lo deja inutilizable? Pues él aprovecha y compra otro que le sirve de quitanieves durante una ola de frío que azota Springfield, por lo que decide montar un negocio de éxito. Tanto, que su amigo Barney le roba la idea. Homer sin embargo le puso mucho entusiasmo, llegando  a grabar varios spots para promocionarse.

2 Tomaco

Cuando la familia se muda a la granja huyendo de un duelo al que Homer debe enfrentarse, estos deciden dedicarse a la agricultura. Homer cultiva accidentalmente un híbrido entre el tomate y el tabaco que da lugar a un producto adictivo con el que la familia Simpson pueden llegar a ganar 150 millones de dólares, aunque aquí, como muchos empresarios, peca de ambicioso y acaba pidiendo una cifra mucho mayor por la patente.

3 Artista conceptual

Este es otro caso en que, sin comerlo ni beberlo, Homer logra adentrarse en otra profesión que en la vida habría imaginado: la de artista conceptual. Intentando construir una barbacoa, la cosa acaba tan mal que una artista la confunde con una escultura que la ha dejado impresionada, y Homer termina codeándose por un tiempo con bohemios un tanto pedantes.

4 Cantante de un cuarteto

En uno de esos capítulos en los que la familia amarilla rememora viejos momentos, Homer les relata a sus hijos la ocasión en la que se convirtió en cantante de un cuarteto. Junto con el director Skinner, Apu, y el jefe de policía Wiggum (posteriormente reemplazado por Barney) formaron Los Solfamidas, un grupo que llegó a tener una carrera paródicamente similar a la de los Beatles, y con el que Homer ganó incluso un premio Grammy, que no duda en tirar por la ventana (no es la única ocasión en que desprecian estos premios). La tarea de compositor de temas se le da tan bien a un hombre como Homer que dice que el hit 'bebé a bordo' se escribe solo:

5 Inventor

Todos deberíamos responder tan bien a una crisis de edad como Homer lo hizo en este episodio, cuando se dan cuenta que tras haber llegado a la mitad de su vida debe hacer algo memorable. ¿El qué? Convertirse en inventor, con Thomas Edison como referente. Aunque al principio se frustra porque sus ideas no son precisamente un éxito (famosa es la escopeta de maquillarse), finalmente inventa artilugios que, tras un ataque de ira, terminan atribuyéndoselo al propio Edison.

6 Concejal de basura

Si tienes una idea acerca de la vida defiéndela, o como diría Paquita Salas: "¡Véndemelo!". Eso es lo que debió pensar Homer cuando, harto de tener que hacer el tremendo esfuerzo de llevar la basura al contenedor emprende una campaña para que los basureros hagan el trabajo por él. Bajo el lema "¿No podría hacerlo otro?" acaba convirtiéndose en concejal de basuras. En este capítulo, que ganó el Premio Emmy, la ciudad se ve obligada a mudarse 8 km tras la gestión de Homer.

7 Actor de doblaje

Todos tenemos diferentes cualidades, solo hay que descubrirlas. Como el buen emprendedor que es, Homer no temió en hacer una audición para ponerle voz a un nuevo dibujo animado de la serie 'Rasca y Pica', el perro Poochie, aunque él nunca se había dedicado a ello. Fue su carisma y naturalidad lo que le hace quedarse con el papel, si bien el personaje no es bien recibido por audiencia y crítica. Homer intenta por todos medios que el dibujo animado se gane el cariño del público.

8 Webmaster

Homer siempre piensa en hacer el bien a su comunidad, y por eso, cuando se compra un ordenador (es un capítulo del año 2000) decide publicar noticias que afectan a personalidades como el alcalde Quimby, eso sí, bajo el pseudónimo del Señor X. Sin embargo a Homer le ocurre lo que a muchos y las ansias de foco le pueden, por lo que no tarda en descubrirse que es él. Esto provoca que sea secuestrado y desterrado a una isla secreta. 

Comentarios