Los gemidos de una pareja mientras practica sexo obligan a parar un partido de tenis

Los gemidos de una pareja mientras practica sexo obligan a parar un partido de tenis

Los jugadores solicitaron a la organización parar el partido puesto que los gritos de los desenfrenados amantes los desconcentraban.

Noticias 20 Abril 2017 17:55

Cierto es que un partido de tenis puede llegar a hacerse eterno, y durante set y set puede dar tiempo a hacer muchas cosas: leerse la Biblia, escribir un libro, plantar un árbol y verlo crecer...Pero lo que nadie se imaginaba es que a alguien le pudieran entrar ganas de practicar sexo salvaje en medio de una jugada.

Esto fue precisamente lo que ocurrió durante el partido disputado entre Francis Tiafoe y Mitchell Krueger, correspondiente al duelo del Challenger ATP de Saratosa, Estados Unidos. En un principio los soniditos eran sutiles y pasaban desapercibidos, pero la pareja debió ir subiendo el nivel y los gritos que emitían eran cada vez más fuertes, tanto que los tenistas solicitaron a la organización detener el partido, ya que no podían concentrarse con tanto furor. Seguramente estaban recelosos de que la pareja en cuestión fuera capaz de gemir más fuerte que ellos. 

Aunque el partido fue cancelado, los presentes se lo tomaron de buena gana, y en seguida comenzaron a surgir comentarios sobre la tórrida pareja a modo de guasa, como el que hizo el jugador Tiafoe, que comentaba entre risas "no puede ser tan bueno", refiriéndose a la intensidad de los gritos de la mujer, o los que iba realizando el comentarista, que prefería quitarle hierro al asunto pensando que por lo menos "alguien estaba teniendo una buena noche"

La pareja nunca apareció 

Por mucho que intentaron dar con la calenturienta pareja los intentos fueron inútiles, y es que la organización del torneo considera que los sonidos podían venir de un apartamento adyacente a las instalaciones de tenis. Sea como fuere, la cosa no salió tan mal, ya que a los espectadores les dio tiempo a ver un poco de tenis, a los jugadores les dio la excusa para terminar el partido antes de tiempo, la pareja disfrutó del mejor sexo de toda su vida y además les dieron a todos los presentes una gran idea para cuando llegasen a casa. ¡Viva el sexo ruidoso!

Comentarios