Bruselas alerta del abuso de contratos temporales en España

Bruselas alerta del abuso de contratos temporales en España

La Comisión Europea ha criticado la elevada temporalidad del mercado laboral en España, potencia europea en empleo precario.

Economía Adrián Parrondo Adrián Parrondo 24 Febrero 2017 16:44

La mercado laboral en España se ha mantenido en crisis durante la última etapa democrática. Muestra de ello es que jamás hemos bajado del 8% de desempleo, cuando en otros países esta situación genera movilizaciones importantes.

Quienes, mientras tanto, tienen la suerte de mantener un contrato laboral, tampoco pueden "tirar cohetes". Según ha alertado la Comisión Europea, nuestro país mantiene un uso "generalizado" de los contratos temporales, algo que precisamente "fracasa" a la hora de empujar a los jóvenes hacía carreras laborales más estables, tal y como recoge Europa Press. La consecuencia clara de todo ello: una población que se empobrece.

La tasa de paro juvenil se sitúa en el 42,9% "La tasa de paro juvenil se sitúa en el 42,9%"

Bruselas ha querido además recalcar que nuestro país aún arrastra el "legado" de la crisis, lo que provoca que tengamos que enfrentar importantes desafíos aunque el país, en cierta medida, se encuentre en mejor posición que en los años anteriores.

Y para que hayamos mejorado, Europa sigue defendiendo las últimas reformas laborales que hemos sufrido, puesto que considera que han reducido la distancia entre contratos fijos y temporales. Pero no todo es bueno: se siguen fomentando los segundos, cuando lo ideal sería que la población tuviese la posibilidad de acceder a trabajos con mayor estabilidad. A pesar de todo, reconoce que la bajada de la tasa de paro ha sido "significativa" en los últimos tres años, algo de lo que no se han beneficiado jóvenes y trabajadores con poca cualificación.

Falta de apoyo a los desempleados

La actual situación del mercado laboral fomenta la pobreza y la exclusión social, según denuncia la Comisión Europea "La actual situación del mercado laboral fomenta la pobreza y la exclusión social, según denuncia la Comisión Europea"

La Comisión ha denunciado, además, la cobertura "limitada" de los servicios sociales que, a excepción de las pensiones, no garantizan de manera efectiva que las personas desempleadas puedan sobrevivir de forma digna. Y critica también la falta de interés en solucionar la situación de las personas desempleadas, puesto que los servicios sociales "dejan a muchos parados sin apoyo para entrar en el nuevo mercado laboral".

Precarización del trabajo, bajos salarios, deficiente incorporación al mundo laboral, alta tasa de desempleo.... ¿en qué se traduce todo ello? En pobreza. Por ello, Europa considera que el riesgo de sufrir esta situación es alto, especialmente en el caso de los menores de edad. Incluso entre las personas que ahora disfrutan de un salario, el riesgo de caer en la precarización ha aumentado, a pesar de que, en números totales, esta situación ha bajado ligeramente desde 2015.

Según publicaba el INE en mayo de 2016, hasta un 28,6% de los españoles se encuentran en riesgo de pobreza y exclusión social, es decir, casi tres de cada diez personas de nuestro país. Por todo ello, a pesar de que la economía en datos "macroeconómicos" se encuentre mejor, a la hora de repercutir en el español medio la situación no cambia.

España, bajo lupa

Los jóvenes y los trabajadores con menor cualificación han sido los que menos han notado la mejora de la economía "Los jóvenes y los trabajadores con menor cualificación han sido los que menos han notado la mejora de la economía"

Mientras tanto, la Comisión Europea nos mantiene en su lista de doce países con desequilibrios económicos. En ello, tienen especial relevancia el alto endeudamiento y el desempleo, algo que genera vulnerabilidad para la economía de nuestro país.

Si contamos con las tasas de temporalidad, nuestro país se lleva la medalla de plata con un 21,8% del total de contratos, solo superado por Polonia, que mantiene un 21,9%. Mucho más fácil es encontrar un trabajo fijo en la vecina Portugal, donde la temporalidad solo afecta a un 18,9% de los contratos. Y aún más en Rumanía, donde tan solo el 1,1% de los empleos no es fijo. Son precisamente los países del Este en los que se firma un mayor número de contratos temporales, en contraposición con la zona occidental de Europa, en donde destaca Reino Unido, con tan solo un 5,5% de temporalidad.

Mientras tanto, la tasa de paro de nuestro país se mantiene en el 22,7%, una de las más altas de Europa. Lo ideal sería alcanzar el denominado como "paro técnico", es decir, con una cifra por debajo del 5%. Una situación que no se ha conseguido en 30 años y que, en la actualidad, parece difícil de alcanzar, al menos, en el corto plazo.

Comentarios