Pero entonces, ¿el 26-J podrán votar los mayores de 16 años?

Pero entonces, ¿el 26-J podrán votar los mayores de 16 años?

El pasado día 19 se aprobó modificar la Ley Orgnánica del Régimen Electoral General (la Ley Electoral, vaya) para que la edad mínima para votar fuera los 16 años. ¿Serán estas las primeras elecciones con menores de edad participando de la fiesta de la democracia?

Política Raúl Araque Berjano Raúl Araque Berjano 03 Mayo 2016 00:42

Cinco Proposiciones de ley y diez Proposiciones no de ley se han debatido estos meses de caos político, en un inusual hemiciclo. Y pese a esta excepcionalidad parlamentaria -producto de la pluralidad tras el 20-D-, sólo 3 de estas 15 propuestas han sido desestimadas: dos del PP y una de ERC.

Entre otras, se ha aprobado tramitar la derogación de la LOMCE (en donde Ciudadanos se diferenció del PSOE con su abstención), así como la ley 25 de Podemos o dos propuestas (una del PP y otra de Ciudadanos) en defensa de la "unidad nacional". Sin embargo, la propuesta que posiblemente más ha dado que hablar de estas quince es la Proposición de Ley que presentó ERC para la modificación de la ley electoral, de forma que la edad mínima para votar se redujera hasta los 16 años, bajo el lema 'Pel vot als 16 anys'. Ésta, fue apoyada por todos los grupos parlamentarios, exceptuando a Ciudadanos, PNV y PP. De esta forma, quedó aprobada la toma en consideración de la propuesta. 'Del dicho al hecho hay un trecho', se suele decir. En las Proposiciones de ley, también se cumple esto. Y es que su aprobación en el Congreso no es sino el comienzo.

ERC en el Congreso "ERC en el Congreso"

Se esperaba que los plazos se cumplieran para poder inaugurar la nueva ley electoral para el año 2019, en el que se darían los siguientes comicios. Sin embargo, y con el adelanto electoral, ¿podrán los jóvenes de entre 16 y 18 años el 26J?

Pues, al igual que con el resto de las 13 propuestas aprobadas en sede parlamentaria, la que presentó ERC 'Pel vot als 16 anys' debería volver a presentarse, debatirse y ser votada con la disolución de las Cortes. Es decir: estos 3 meses de trabajo institucional no han servido para nada.

Solucionada esta duda, y habiendo desilusionado a los jóvenes que creían que podrían votar antes que comprar alcohol (legalmente), toca abrir un debate de fondo.

¿Es positivo rebajar la edad de voto hasta los 16 años?

La propuesta, en principio, cuenta con gran oposición en la calle. Entre los argumentos más manidos en su contra, se encuentra la "irresponsabilidad" que supone dar a jóvenes sin experiencia profesional y, en muchos casos, sin conocimiento político básico, las armas para cambiar el destino de su país. Muchos recuerdan su tierna juventud, entonando la autocrítica y confesando que ellos no estaban politizados a los 16 años.

Sin embargo, no es menos cierto que nos encontramos diariamente a individuos en su más madura adultez sin conocimientos de política, con opiniones volubles o fácilmente manejables y argumentos endebles, incoherentes o pronfundamente ridículos. ¿Deberíamos retirar a esos adultos el derecho al voto también?

Esta es una opinión muy compartida entre la tendencia liberal (tradicionalmente opuesta a la universalidad del voto), la de recuperar aquel voto censitario que estudiamos en aquel inolvidable 2º de bachillerato (para los de la LOE). En este caso, sin embargo, se aboga por censurar no a los pobres sino a los incultos. La correlación, no obstante, entre ingresos y cultura es bastante alta, por lo que significaría una elitización de la política y una despreocupación de los incultos políticamente por esta.

Jóvenes preparando las urnas "Jóvenes preparando las urnas"

Este es precisamente otro argumento de las tesis que defienden la reducción de la edad legal para votar: al hacer a los jóvenes partícipes de la política, es posible que ellos se interesaran antes en saber de ella. A fin de cuentas, comenzarían antes a ser importantes en un tema hasta entonces ajeno a ellos. La educación, pues, se convertiría en una herramienta fundamental para el cambio de mentalidad de los jóvenes. Quienes apoyan la medida critican que los mismos que apelan a la incultura política de los jóvenes sean quienes retiran la filosofía del temario educativo o quienes se opusieron a la educación para la ciudadanía de Zapatero. Quizás, si se promoviera desde las instituciones la enculturación política de los jóvenes, éstos tendrían cosas que aportar a la vida pública.

"No hay ninguna evidencia de que esa rebaja de la mayoría de edad electoral haya propiciado una mayor participación electoral", dijo Ignacio Prendes, en nombre de Ciudadanos, en el debate sobre la proposición. Y es cierto. Por ejemplo, en Austria (primer país que puso en práctica esta modificación, allá por 2007) las últimas elecciones contaron con un 4% menos de participación electoral que las de 2006.

Además, se apela a que los jóvenes no han vivido nada, no "saben nada de la vida". Se conoce que algo ocurre entre los 16 y los 18 años que nos hace pasar de los ingenuos críos que éramos a los veteranos adultos que somos. Creo que yo me perdí ese fundamental suceso que me habría de haber ocurrido.

¿O no? "¿O no?"

El argumento por antonomasia, sin embargo, de quienes abogan por reducir la edad legal mínima para votar se centra en los deberes que posee un ciudadano con 16 años. Y es que un ciudadano con 16 años, en España, ya es responsable de las infracciones legales que cometa (si a los 16 años se es un individuo irreflexivo, incapaz de razonar y analizar información, ¿debería ser así?) y lleva a cabo decisiones tan cruciales como comenzar a trabajar o condicionar enormemente su futuro académico (es posible que os esté escribiendo un aprendiz de psicólogo en vez de uno de derecho porque a los 16 años marcó en una casilla que decía "ciencias de la salud" y no "ciencias sociales" en la matrícula del bachillerato). ¿Por qué motivo un joven que trabaja no puede decidir qué condiciones laborales tiene? ¿Por qué motivo un joven que estudia no puede decidir cómo quiere que sea su educación?

Los titulares tendenciosos y los testimonios selectivos publicados por diversos medios, sin embargo, dan una imagen infantilizada e insultante de los jóvenes. Así comenzaba un artículo de El Mundo, citando a una joven de 16 años en un artículo titulado "¿Están preparados para votar los jóvenes españoles de 16 años?": "Las chicas que aparecen en la tele, en una serie o programa ya son súper famosas, a mí me encantaría ser eso. Como Hannah Montana... Yo sería feliz con eso". La duda, en muchos casos, para resolver el problema acerca de la edad mínima para votar es: ¿Es cierto este panorama que nos dibujan de unos jóvenes estúpidos y centrados en ser Cristiano Ronaldo o Lady Gaga, para quienes la política es algo así como un mundo aparte, como Matrix o Pandora?

¿Son los adolescentes capaces de votar? "¿Son los adolescentes capaces de votar?"

Tratando de menospreciar a los jóvenes y excluirlos de la política, ¿no podemos 'hacer un Rajoy' al regocijarnos en nuestro sentimiento de superioridad intelectual con respecto a los más "inmaduros"?

Comentarios