Combatir el micromachismo: un reto en la lucha contra la violencia de género

Combatir el micromachismo: un reto en la lucha contra la violencia de género

El Día Internacional contra la Violencia de Género llega este año con 39 víctimas mortales asesinadas a manos de sus parejas o exparejas.

Vida Alba Expósito Díaz Alba Expósito Díaz 25 Noviembre 2016 09:58

Hoy se celebra el Día Internacional contra la Violencia de Género. Desde que fuese aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1999, cada 25 de noviembre se pone de manifiesto la problemática social que supone la violencia de género mediante diferentes campañas y actos institucionales orientados a la concienciación y la sensibilización.

Una muerte, una razón

Cartel UNFPA "Cartel UNFPA"

El Día Internacional contra la Violencia de Género nos recuerda la necesidad de progresar en la eliminación de esta lacra que aún continua cobrándose las vidas de muchas mujeres en todo el mundo. El último informe de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (actualizado el 21/11/2016) reza que 39 mujeres han sido asesinadas por violencia de género a lo largo del año en España. Hasta el momento, la cifra de víctimas mortales es inferior a la del 2015, que se cerró con un total de 60 mujeres fallecidas.

Cada año, el número de muertas oscila ligeramente hacia arriba o hacia abajo, pero todavía no se ha logrado poner un 0 en la casilla de víctimas mortales. Si tomásemos como referencia los últimos cinco años, sumaríamos 259 cadáveres de mujeres que fueron asesinadas en un contexto de violencia machista. Tan solo la muerte una de ellas es ya suficiente para continuar trabajando por la erradicación de la violencia de género, buscando las vías adecuadas para atajar el problema desde la raíz y evitar que evolucione hasta su máximo exponente: el feminicidio.

Formación en igualdad para evitar el feminicidio

Moderna de Pueblo nos muestra un ejemplo de micromachismo "Moderna de Pueblo nos muestra un ejemplo de micromachismo"

Las muertas quedan reducidas a un cuerpo inerte convertido en una cifra registrada en las estadísticas oficiales del Estado. Sin embargo, detrás de cada muerte hay una mujer con una vida truncada que comenzó a pudrirse mucho antes de que un hombre decidiese escribir su final a sangre y hierro. La sociedad actual normaliza comportamientos tóxicos que se dan en relaciones sentimentales entre hombres y mujeres y que derivan en una situación de desigualdad en detrimento de la figura femenina, pudiendo esto desembocar fácilmente en un final trágico de no atajarse a tiempo.

Los micromachismos también son violencia y es necesario sensibilizar a la población para que esté alerta ante el peligro que suponen y tenga las herramientas necesarias para frenar su avance. El sector joven de la sociedad es el más permeable, de modo que la tarea de concienciación se vuelve imprescindible para formar en igualdad. Al igual que los programas de prevención anti droga o las jornadas de educación sexual que suelen repetirse anualmente en los institutos, es indispensable que se intensifique la implantación de talleres formativos en materia de igualdad de género para dotar a los jóvenes de una visión crítica que les permita identificar los comportamientos machistas que a veces subyacen en las relaciones de pareja y derivan en casos graves de violencia de género.

Cartel cursos de formación de la Junta de Andalucía "Cartel cursos de formación de la Junta de Andalucía"

Micromachismos

Antes de la agresión física suelen darse actitudes machistas que constituyen el preámbulo al primer puñetazo.

Que un hombre corrija la manera de vestir de su pareja, ya sea prohibiéndole lucir ciertas prendas o simplemente subiéndole el escote, es violencia.

Que un hombre considere una provocación hacia el sexo opuesto cada una de las actitudes posturales que adopta su pareja es violencia.

Que un hombre instruya a su pareja en cuestión de comportamiento y decoro para presentarla como la mujer perfecta ante su entorno es violencia.

Que un hombre limite el potencial o el desarrollo profesional de su pareja, ya sea alegando que es por su propio bien o por el de la pareja, es violencia.

Que un hombre manifieste celos e inseguridad cuando su pareja se relaciona o tiene una opinión positiva de alguien del sexo opuesto es violencia.

Que un hombre juzgue las amistades de su pareja y controle el modo en que se relaciona con ellas es violencia.

Que un hombre manipule emocionalmente a su pareja para reducir su espacio personal con fines posesivos es violencia.

Que un hombre manifieste un comportamiento obsesivo y acaparador, disfrazado de pasión y enamoramiento sin límites, es violencia.

016. Teléfono para las victimas de malos tratos "016. Teléfono para las victimas de malos tratos"

Las campañas publicitarias tienen un efecto inmediato que remite poco tiempo después del cese de su emisión. Para conseguir penetrar en la población y formar personas en valores de igualdad, capacitadas para mantener unas relaciones sentimentales sanas, es necesario un trabajo constante de concienciación. Únicamente, señalando estos comportamientos machistas y privándoles de su extendido estado de normalización será posible erradicarlos, abordando de este modo la más profunda raíz de la violencia de género. Ante la más mínima manifestación de violencia de género no te calles.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados